Ayúdanos a mantener las retransmisiones en directo

• Impacto de las retransmisiones desde Torreciudad

Desde el inicio del confinamiento en los domicilios particulares, las retransmisiones en directo de las Eucaristías y otros actos de culto celebrados en Torreciudad han facilitado a miles de hogares mantener un clima de trato con Dios y con la Virgen María y a sentirse en unión con toda la Iglesia. Son ya más de 40.000 personas las que se conectan diariamente desde cerca de 50 países para participar en la Santa Misa, rezar el Rosario, el Ángelus, el Regina Coeli ahora en Pascua o sencillamente adorar al Santísimo en el Sagrario del retablo. EN ESTE VÍDEO pueden verse algunos testimonios de familias que cuentan cómo les ha ayudado, para su vida cristiana, participar de este modo en la liturgia de la Iglesia.

• Necesitamos de tu ayuda para mantener y mejorar el sistema

La instalación técnica que permite realizar estas retransmisiones exigió cierta inversión, y requiere un mantenimiento y algunas mejoras para poder seguir ofreciendo el servicio. Con tu generosidad podremos conseguirlo. Puedes hacer tu donativo mediante Paypal, tarjeta de crédito o transferencia bancaria. También puedes colaborar de forma regular con Torreciudad rellenando la ficha para domiciliar en el banco tu ayuda económica.

¡Muchas gracias!

• Calendario de las retransmisiones

Hasta el 22 de junio seguiremos retransmitiendo con los actuales horarios. A partir de esa fecha, emitiremos de lunes a viernes el rezo del Ángelus a las 12:00, de lunes a domingo el Rosario a las 17:00 h. (los sábados y domingos con Bendición con el Santísimo) y la Santa Misa los domingos a las 12:00 h.

• Testimonio agradecido de una donante

Escribo por agradecimiento a los sacerdotes de Torreciudad y a todos los sacerdotes del Opus Dei. Hace muchos años viajé a Zaragoza y tomamos una ruta hacia el norte de España. Terminamos casualmente en el santuario. Tengo un profundo agradecimiento por esta gracia otorgada por nuestro Señor. Un sacerdote estuvo por la iglesia, no sé quién fue, pero celebró misa para mi madre, mi hermana Myriam y yo, en esa hermosa iglesia tan grande pero llena del amor de Dios. He quedado profundamente agradecida por el cariño que ustedes tienen a nuestro Señor y su Madre. Por coincidencia llegue de igual forma a Santa María de los Ángeles en Chicago. Solo por la providencia de nuestro Señor. Yo desde adolescente había estado alejada de Dios, dedicada a estudiar y a estar en lo que son la admiración de las ciencias. Un día, de repente, un deseo de rezar el rosario y nunca lo había hecho. Me tuve que enseñar sola y leer lo que podía de la Iglesia Católica. Un día fui a Santa María de los Ángeles y encontré un folleto de la misa de san Josemaría Escrivá. No tenía la menor idea quién era este señor, pero estoy segura que mi amiga Margarita, que es supernumeraria, estaría rezando por mí o alguien. Cuando la visité, años después, vi la imagen en la sala de Margarita y ella me explicó, eso fue hace 31 años. Pero todos estos años han sido regalos indescriptibles de alegría junto a Jesús. Hemos disfrutado las misas en Santa María de los Ángeles todos estos años. Ahora que no se celebran misas en las iglesias hemos estado viendo misa en Torreciudad y ha sido una bendición. Pensar que un día Jesús me llevó hacia Torreciudad y ahora él ha venido a nuestro encuentro en nuestro hogar…

Por muchos años he querido hacer una donación y decir gracias a aquel sacerdote que celebró misa por nosotros con todo el cariño. En ese entonces no supe qué estaba pasando, pero ahora sé que no solo era para mí sino para todo el mundo. No he tenido la oportunidad de decir gracias y ahora me he armado de valor para decirles gracias. Ahora le pongo en la misa al sacerdote, que con un gesto ha impactado mi vida. No pude ni dejar una pequeña donación. Regresé por segunda vez en la canonización de Don Álvaro y tampoco pude donar. Ahora estoy muy agradecida porque puedo ver la misa y seguirla como que realmente estamos, y si estamos Dios no tiene limitaciones y se valdrá de cualquier modo para que Él entre en nuestros corazones. Ahora mismo, que he acabado de hacer una donación, la generosidad de Dios nunca se queda corta, iré el lunes a recoger comida donada. Dios es maravilloso y super generoso. Dios les Bendiga, sé que todos estamos sufriendo pero lo uniremos a Dios, Él sabe mayor, mucho más.

 

Deja un comentario

Otras noticias que podrían interesarte

Reserva tu visita

Si vienes con un grupo o eres un peregrino, para que disfrutes de la mejor experiencia posible en tu visita, aconsejamos que reserves y organices tu visita desde aquí.