Concierto de Sábado Santo: Requiem de Duruflé

El 20 de abril, Sábado Santo, a las 16:30 h. se interpretará en la iglesia del santuario el Requiem del compositor Maurice Duruflé. Es un concierto ya tradicional que se ofrece durante la Semana Santa y cuya temática ayuda a meditar sobre los misterios de la fe cristiana que la Iglesia celebra en estos días.

PROGRAMA:

• PAVANA PARA UNA INFANTA DIFUNTA de Maurice Ravel (1875-1937)

• REQUIEM de Maurice Duruflé (1902-1986)

I. Introitus, Requiem æternam
II. Kyrie eleison
III. Offertorium, Domine Jesu Christe
IV. Sanctus
V. Pie Iesu
VI. Agnus Dei
VII. Communio, Lux æterna
VIII. Libera me
IX. In Paradisum

 

INTÉRPRETES:

• Capilla de Música “Nuestra Señora del Pilar” de Zaragoza

-Alejandro Escuer López, barítono

-Beatriz Gimeno, mezzosoprano

-Ascensión Milagro Zalba, soprano

• Alberto Sáez Puente, organista

• Orquesta “Cantantibus Organis” – Natalia Shkil, violín concertino

Director musical: José María Berdejo Marín

Sobre el Requiem de Duruflé

El descenso al infierno –llamado catábasis– es el argumento perfecto para componer este precioso programa musical de Requiem, que, si para los melómanos es una delicia de estética melódica, armónica, contrapuntística y orquestal, para el que busca la profundidad espiritual, es el verdadero sentido de la muerte y resurrección de Cristo, el descenso a los infiernos, para liberar a todas las almas presas del inframundo, y la Ascensión a los Cielos como Rey del Universo.

Podrá apreciarse en su escucha que este Requiem se basa en la Misa y Oficio de difuntos gregoriano. Escrito a la memoria de su padre, el compositor establece una interesante relación entre la modalidad y métrica gregorianas y la evolución del lenguaje musical –polifonía y contrapunto– del s. XX, con grandes influencias melódicas de su compatriota Claude Debussy.

Maurice Duruflé, al igual que el también francés Gabriel Fauré, plantea un Requiem lleno de calma, esperanza y serenidad, lejos de los habituales tremendismos del siglo XIX.

“…el coro de ángeles te reciba; y con Lázaro, que alguna vez fue pobre, puedas obtener el reposo eterno”.

Capilla de Música Nuestra Señora del Pilar y Orquesta Cantantibus Organis

José María Berdejo, tras ser nombrado en 2012 director de música de las catedrales de Zaragoza, une en la Capilla de Música Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza las voces de dos coros: Melchor Robledo y Schola Cantorum Santa María del Pilar. Dicha Capilla ha asumido la responsabilidad de las grandes celebraciones litúrgicas de las catedrales y, también, el gran sueño: recuperar música del archivo catedralicio. El repertorio abarca desde la polifonía del s. XVI hasta obras sinfónico-corales como el Magnificat de Vivaldi, el Dixit Dominus de Händel o el Requiem de Duruflé que se interpreta en este concierto.

Igualmente crea la orquesta que denomina Cantantibus Organis, que varía en el número de componentes y de instrumentos atendiendo a los repertorios que se programan en dichas celebraciones y en los conciertos sacros que se organizan, acompañando a la Capilla de Música Nuestra Señora del Pilar y a la Escolanía de Infantes del Pilar.

José María Berdejo Marín, Director

Oriundo de Alagón (Zaragoza), comienza sus estudios musicales en el Colegio de Infantes de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, bajo la dirección de Gregorio Garcés, Joaquín Broto, José Vicente González-Valle e Isaac Feliz. Continúa sus estudios con Aranzazu de Miguel (piano), Maximiano Martínez (armonía), Jesús Mª Muneta (contrapunto y fuga, órgano) y Vicente Ros (estudios superiores de órgano).

A lo largo de su carrera obtiene matrícula de honor y premio extraordinario en las especialidades de solfeo, repentización y transposición, profesor de piano, clave, órgano, armonía, contrapunto y fuga. Repertorista de ópera y oratorio, director de coro y orquesta bajo la dirección de Tulio Gagliardo Varas.

Es director de música de la Basílica Catedral de Nuestra Señora del Pilar y de la catedral de la Seo de Zaragoza, director de la Escolanía de Infantes de Nuestra Señora del Pilar y director de la Capilla de Música Nuestra Señora del Pilar y de la orquesta Cantantibus Organis.

Alberto Sáez Puente, Organista

Natural de Miranda de Ebro (Burgos), inicia en el conservatorio de su ciudad natal los estudios de música, en particular, el saxofón, finalizando después esta especialidad con los profesores Félix Gainza y Josetxo Silguero en el conservatorio de música de Vitoria Jesús Guridi. Allí comienza la carrera de piano que culmina con las máximas calificaciones. En el conservatorio Francisco Escudero de San Sebastián finaliza sus estudios profesionales de órgano y clave con Loreto Fernández Imaz. En el Centro Superior de Música del País Vasco Musikene obtiene la licenciatura en dirección de orquesta, con el maestro García Asensio. Obtiene el máster de profesorado en Educación en la Universidad Internacional de La Rioja. Realiza estudios superiores de órgano en Musikene con Esteban Landart y con Saskia Roures en el conservatorio superior de Música de Aragón, donde obtiene la máxima calificación. Realiza estudios de postgrado con M. Bouvard y M. Radulescu.

En la actualidad es docente en la comunidad autónoma de Cantabria, director titular del Coro Sinfónico de Álava y pianista repertorista de la Sociedad Coral de Bilbao.

Otras noticias que podrían interesarte

Reserva tu visita

Si vienes con un grupo o eres un peregrino, para que disfrutes de la mejor experiencia posible en tu visita, aconsejamos que reserves y organices tu visita desde aquí.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar