Historia de una devoción milenaria

Historia de una devoción milenaria

La imagen de la Virgen de Torreciudad fue entronizada en 1084 en una ermita junto al río Cinca. Es una talla románica protagonista de una devoción verdaderamente secular: durante más de nueve siglos, generación tras generación, ha recibido la visita en peregrinación de los vecinos de los alrededores, que le han confiado sus alegrías y penas, han pedido por sus necesidades y le han agradecido favores y gracias.