Messages to the Virgin Mary

Messages to the Virgin Mary


De: Juan Pedro
Fecha: 22-Feb-20

Queridísima virgencita, te quiero a lo loco, sin medida.
Soy un gran pecador, un inútil.
Gracias por perdonarme siempre, no te importan mis pecados.
Te necesito y gracias por ser tan guapa.

Te quiero, espero con ansia tus regalos (gracias).
Amor mío, me gusta muchísimo rezar el Rosario.
Te amo.amen.

De: A.
Fecha: 16-Feb-20

Madreeeee, necesito ir a verte…. necesito estar contigo…Llévame pronto a tu regazo.
Te quiero.

De: AD
Fecha: 16-Feb-20

Gracias crack!!

De: Tu hija
Fecha: 16-Feb-20

Más o menos. Ayuda

De: Mdj
Fecha: 16-Feb-20

Madre x lo q te acabo de escribir q se ha borrado.

De: Natalia
Fecha: 11-Feb-20

Te pido por Viki y toda su familia. Que todo salga bien.

De: Tu hija
Fecha: 11-Feb-20

Todos venimos a Ti a contarte nuestras penas, a llorarte las preocupaciones, a buscar en Tí consuelo. Pocos te damos las gracias por lo que hemos recibido o por tu generosa ayuda aunque no se haya cumplido. Pero yo quiero preguntarte Madre Mía, ¿Cómo estás, aquí en las alturas, cómo te cuidan estos angelillos tan graciosillos? ¿Qué piensas de tus hijos?
Pocas veces te he preguntado por tus cosas, por tus ilusiones, por lo que llevas en el corazón que tanto te hace sufrir, ni por esas lágrimas que tantas veces en silencio te he visto derramar…
Imagino y soy consciente de ello, que te damos mucha guerra, que todos te hablamos de mil cosas, que nos buscas a cada uno con especial cariño, que recorres el mundo para atendernos hasta en las cosas más insignificantes…¡Cuántas veces has tenido que dejar a Jesús al cuidado de alguno de tus hijos mientras has ido tras las huellas de alguno que por el camino nos hemos perdido! ¡Cuántas horas habrás pasado esperando que volvamos a los brazos de tu Hijo! ¿Cómo Madre no nos damos cuenta que tú también necesitas nuestros cuidados? Hacerte descansar un poquito, ayudándote…¡Qué fácil es pedirte cosas pero qué difícil es a veces ser colaboradores tuyos..
Dime Madre, con total confianza ¿Qué necesitas de mí? ¿Qué puedo hacer para aliviar tu carga, para no darte más preocupaciones? Habla con total sinceridad, no temas a dañar mi pobre corazón porque todo lo que me digas, lo entenderé porque siempre buscas mi bien.
Por lo pronto, deja que cuide de Jesús, que lo tenga un rato entre mis brazos mientras le dejo jugar un poquito con este corazón mío.
Madre, ¡Cómo sufres con cada alma! Pero qué suerte tenemos de tenerte como tal. Guías nuestros pasos hacia tu Hijo, nos haces mejores personas, nos das la oportunidad de aprender de Tí tu gran amor, tu humildad, el olvido de tí misma, la entrega generosa a los demás, la confianza en el Señor, el amor… Hay muchas cosas que admiro de tí pero me anonado ante tu fortaleza y valentía pues todo lo que has vivido, lo has vivido por amor y ahora que estás en los cielos, sigues demostrándolo. ¡No te rindes por ningún alma! ¡Nunca nos abandonas! Somos nosotros los que lo hacemos, los que te apartamos de nuestras vidas, los que no creemos en Tí…..¿Cómo no anonadarse y caer de bruces a tus pies?
Madre, ¡Cuéntame!…. ¿Son duros esos nudos para desatar? Muchos están atados con dolor, con rabia, con mucho genio y fuerza. Otros están atados muy flojos, que con el soplo del viento, hasta salen volando solos. Otros, están atados con gran ilusión y esperanza y otros están ocultos con sus miedos e inseguridades, rotos algunos por el paso del tiempo o por dejadez..
¿Cuánto tiempo dedicas Madre a todo esto? Siempre que vengo a verte, te encuentro con algunos entre tus manos. ¡Hasta Jesús juega con ellos, con tantos colores y los va deshaciendo como si nada!
Cuántas noches has pasado en vela hablando a Jesús de tu hijo, de tu hija, de la persona que está tan enferma, de esos novios que van a casarse, de esa muchacha que no sabe hacia donde caminar, de ese matrimonio que lucha por sacarlo adelante, de tantas almas que piden a gritos una conversación profunda y no se dejan. De esos niños que mueren indefensos antes de nacer, de la guerra en el mundo, el hambre y de tantas historias inacabables….
¡Tu amor de Madre es inexplicable!
Madre, ¡Cuéntame!

De: Rosa
Fecha: 09-Feb-20

Madre ayuda a mi hermano en la búsqueda de un nuevo trabajo y que sea definitivo.

De: Tu hija
Fecha: 09-Feb-20

Mamá! Ayuda a D Álvaro en su petición por la curación de María, Pablo y Miguel. Gracias por TODO!!!

De: Sandra
Fecha: 05-Feb-20

Madre Santísima te pido que intercedas por mi ante tu Hijo bendito y si es su voluntad, para su mayor gloria y para el bien de mi alma y el bienestar de mi Familia, que yo encuentre un trabajo en el que pueda servir y aportar al sustento de mi Familia. Gracias Madre!

De: Tu hija
Fecha: 04-Feb-20

Madre:
Cuantos sufrimientos damos los hijos… Se me parte el alma verlos así, luchando con todas sus fuerzas por darnos lo mejor, pensando en nuestro futuro. Han perdido las ilusiones y encima tienen que hacer frente a todo esto ahora que podían estar disfrutando un poco. Madre, si yo pudiera hacer algo por ellos… Lo que yo aporto no es nada. De verdad que me encoge el corazón cuando veo cuánto se sacrifican por cada uno y que a pesar de ello, nunca estamos contentos y esto no es justo. Cuídamelos mucho por favor y te pido que cuides especialmente de ella que es la que más sufren y la que nos trae a todos en vilo. María, tu eres Madre y entiendes su sufrimiento. Yo confío en Tí. Gracias de todo corazón por acogerme siempre con los brazos abiertos y escucharme con tanto cariño. Es algo que vamos perdiendo…avanzamos en nuevas tecnologías pero vamos perdiendo hábitos como el de sentarnos a escuchar a los demás, olvidándonos de nosotros mismos.

De: Juan Pedro Paradela Gonzalez
Fecha: 04-Feb-20

Madre muchísimas gracias porque mamá ya puede caminar sola, con ayuda del bastón.
No se te ocurra abandonarnos ahora, que tanto te necesitamos.
Te amo con locura, sin medida.
Te amo. Amen.

De: Tu hija
Fecha: 02-Feb-20

Madre: Ya viste cómo fue de dura la reunión. Se creó un conflicto muy duro. Las cosas en lugar de ir a mejor, parece que han ido a peor…Yo lo dejo todo en tu Corazón porque intenté hacer un bien y he creado sin querer, un mal para todas. Donde yo no llego, llega Tu por favor! Confío siempre en Tí! Bajo tu manto, nos colocamos todas las de esa reunión…para que seamos conscientes de nuestra actitud y asumamos nuestra responsabilidad para que todo esto nos ayude a mejorar sin perjudicarnos entre nosotras.
Te quiero tantooo….

De: Tu hija
Fecha: 30-Jan-20

Madre: Tenemos reunión a las 14.30h. Por favor, que mantengamos la calma y todo sea para bien. Que se solucionen las cosas de la mejor manera posible por favor.
Gracias Madre Mía! No me dejes sola!

De: Tu hija
Fecha: 26-Jan-20

Madre: Te pido por Paloma para que lo que le han encontrado no sea maligno. Dale fuerzas para sobrellevarlo y cuídamela mucho bajo tu manto. Ella te quiere con locura!

De: Asociación Arlanza
Fecha: 26-Jan-20

Gracias por todo lo que nos ayudas.Te pedimos por las familias chicas de la asociación cultural arlanza. Danos mas matriculas y que hay muchas jóvenes que quieran ser como tu.

De: Luis Pacheco
Fecha: 26-Jan-20

Por los problemas económicos de Marcela y Xavier y su conversión

De: Una hija
Fecha: 26-Jan-20

Mamá,pídele a Jesús que cure a María y a tus otros dos hijos!!! Muchas gracias!!! Sé que lo harás.

De: Cristina M.
Fecha: 20-Jan-20

Madre de Torreciudad ayúdame porque no puedo más… Ayúdame a olvidar aquel horrible día que cambio mi vida para siempre…

De: Tu hija
Fecha: 20-Jan-20

Te encontré entre papeles Mi Madre Morena…
Era tarde tranquila y me mirabas sonriente.
Allí estábamos Tu y yo en un coloquio lleno de amor.
Allí te ofrecía mi trabajo y a todas las personas que tratará.
Mi Jesús callado me observaba y yo un ojo le guiñaba.
¡Ay mis dos morenitos! ¡Ay mis dos grandes amores!
Aquella recepción se convirtió en una sala interior donde se hablaba de corazón a corazón.
Yo te contaba Madre todas mis ilusiones, Tu me llenas el alma de grandes quereres.
Jesús jugaba divertido con esa pequeña bola.
Yo deseaba estar entre sus manos y ser para Él su “pelotilla”
¡Qué suerte la mía tener vuestra compañía!
¡Qué suerte trabajar con vuestra alegría!
Me emocioné como una chiquilla al ser consciente de cuánto os quería.
¡Ay Morenilla Mía! En una acción de gracias encendida,se me prendió el alma al saberme por vos tan querida.
¡Ay mi Morenillo! Te comería a besos, te cogería en brazos y en un susurro te diría: ¡gracias por ser tu escogida!
Os quiero tantoooo….

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar