Un niño agradece a la Virgen la curación de su hermana

Álvaro aprendió en el colegio la vida de san Josemaría, y hace poco tiempo su hermana Leyre tuvo una grave y dolorosa dolencia en la pierna. Entonces se acordó de que los padres de san Josemaría le pidieron a la Virgen de Torreciudad que sanara a su hijo, cuando de pequeño contrajo también una grave enfermedad. Él hizo lo mismo, le pidió a Nuestra Señora la salud de su hermana.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar